Art Natura

Reserva online

El Santo dos Croques del Pórtico de la Gloria

07/03/2019
// >

Una de las figuras que más interés ha suscitado en la Catedral compostelana es la imagen situada en el reverso del Pórtico de la Gloria, en la columna del parteluz. 

La escultura puede representar un autorretrato del genial artífice del conjunto, el Maestro Mateo, quien, una vez finalizado su trabajo, se arrodilla humildemente entregando su obra a Santiago presente en el altar mayor. Su mano derecha la coloca en el pecho, y la izquierda sostiene una cartela en la que se ha querido ver escrito "architectus fecit".

Una leyenda nos cuenta que, ante la negativa del arzobispo de poder situarse la imagen en el frontal del pórtico, Mateo decidió ubicarla en este lugar. Bien es cierto que por aquel entonces (siglo XII) era totalmente inusual que el artista se "atreviese" a representarse a sí mismo, en un momento donde el comitente, es decir, la propia iglesia que encarga la obra, será la que se lleve todos los honores. Tendremos que esperar hasta el Renacimiento para que esto cambie.

Esta supuesta identificación de Mateo como Santo dos Croques parece haber sido una invención de un escritor romántico del siglo XIX, Neira de Mosquera. Es también en este momento cuando surge la tradición de golpear la cabeza -dar un croque en gallego- contra la del Maestro Mateo, para contagiarnos de su sabiduría. Este ritual estaba especialmente extendido entre los estudiantes de Santiago en época de exámenes. 

Otra versión, relacionada con una nota marginal del Códice Calixtino añadida en el 1400, identifica esta estatua con la "Matrona Compostela", y cuenta que esta mujer, bajo los efectos del vino, se durmió cuando el Señor visitó su templo y no pudo avisar a Santiago. Como castigo, desde ese momento el Apóstol condenó a Galicia a no darle más vino. Nos imaginamos que posteriormente la perdonó y nos "recompensó" con creces, dándonos el Albariño y el Ribeiro.

La imagen era conocida todavía en el siglo XIX como "Santiña da Memoria", y según esta versión, es la que dio origen al rito del cabezazo. 

 

Comentarios